preloder

O Corgo – Lugo

EL CAMINO

Siguiendo de O Corgo hacia Lugo, llanos semejantes a Castilla se suceden, con la diferencia de del verde que distingue a Galicia. Llegados a esta ciudad, nos encontramos en una roma en donde el camino primitivo y el nuestro convergen. No queda más que resaltar sobre su topografía que su posición defensiva sobre una de las colinas de nuestra tierra, bañada por el Miño. Por lo demás, todo un cruce de lineas históricas llenan cada rincón de la ciudad. Desde su colosal muralla romana, se pueden divisar las elegantes torres de su catedral románica, gótica, renacentista... sin descontar las múltiples capillas y el palacio del obispado entre otras

QUE VER

Ritos paganos mezclados con devoción cristiana, trazos de la Antigua Roma y de la dominación árabe, gente que habla con acento musical y una Galicia comprimida en diminuto que forma parte de la Reserva de la Biosfera Terras do Miño. Es la Lucus Augusti, ciudad rodeada por una muralla romana, Patrimonio de la Humanidad, con diez puertas que se abren al centro histórico de la ciudad más antigua de Galicia.

Con dos kilómetro

s de circunferencia, la muralla es la única en el mundo de origen romano que se conserva íntegra. Nada más romántico para los enamorados que un paseo por la senda que nos marca bajo el cielo estrellado. Las huellas del pasado romano lucense también pueden encontrarse en la Casa de los Mosaicos, en el Centro Arqueológico de San Roque y en el Museo Provincial. La catedral de Santa María, de estilo románico-gótico, podremos visitarla en la plaza del mismo nombre. Frente a ella encontraremos el Palacio Episcopal y, muy cerca, la plaza del Campo, centro comercial de la ciudad durante la Edad Media.

El Ayuntamiento, ubicado en la Plaza Mayor de la ciudad, es una de las obras más valiosas del barroco civil gallego. La visita no quedaría completa sin acercarnos a otro majestuoso edificio de Lugo, la Iglesia de San Francisco, monumento nacional. Pero para descubrir Lugo con toda su intensidad también tendremos que acercarnos a sus gentes, marcadas por su musical acento, y probar un bocado de la gastronomía local en las carnes y mariscos de sus muchos y buenos restaurantes.

MAPA DEL TRAMO